Conclusiones y comunicado del Congreso

En la ciudad de Sevilla, los días 22 y 23 de noviembre, alrededor de 800 profesores de religión de todas las Diócesis de Andalucía han celebrado el II Congreso Andaluz del Profesorado de Religión Católica bajo el lema “LLAMADOS A SER LUZ” .

Este Congreso ha sido convocado por los Obispos de Andalucía y organizado por la Secretaría Técnica de Enseñanza y las Delegaciones Diocesanas de Enseñanza de nuestra Comunidad Autónoma.

Al finalizar el Congreso, queremos  comunicar a la sociedad los siguiente:

  1. La opción de las familias andaluzas por la enseñanza de la religión católica en la escuela es un hecho incontestable, refrendado por más del 75% de los padres. Por ello, pedimos a la administraciones educativas estatal y andaluza que  garantice el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus propias convicciones religiosas y morales, tal y como se recoge en la Constitución española (art. 27.3) y en los distintos tratados internacionales firmados por el Gobierno de España. 
  2. Mostramos, por ello, nuestro rechazo al tratamiento realizado de la asignatura de religión católica en la LOMCE por el Gobierno de España y en los Decretos y Órdenes de desarrollo de la asignatura por el Gobierno de la Junta de Andalucía. Pedimos a las administraciones educativas que la asignatura de religión tenga un tratamiento digno y equiparable a las disciplinas fundamentales tanto en la carga lectiva, como en la obligatoriedad de la oferta, conforme al derecho vigente. 
  3. La experiencia de estos últimos años nos dice que hay una discriminación latente y patente en multitud de funciones que sí realiza el resto del profesorado. Pedimos a las autoridades educativas que, como dice la ley, traten a este profesorado como miembros del claustro a todos los efectos, en igualdad de dignidad y competencias que el resto de sus compañeros que imparten otras materias. 
  4. Lamentamos el profundo dolor humano y social que puede provocar la reducción horaria de la asignatura de religión católica propuesta por la Junta de Andalucía para el próximo curso. Tal reducción incumple los tratados internacionales suscritos por España, impide el adecuado desarrollo curricular de la materia y, sobre todo, perjudica gravemente al profesorado que la imparte y a sus familias. Por ello, solicitamos a la administración educativa que se tengan en cuenta las aportaciones realizadas al Proyecto de Decreto y Orden del currículo de Primaria por más de 2.700 profesores de religión católica, a través de sus representantes,  al igual que las de la propia Iglesia Católica. 
  5. Como siempre, la Iglesia en Andalucía y el profesorado de religión católica seguirá comprometido en su tarea de propiciar al alumnado andaluz una educación integral, que cuide la formación moral y espiritual de los niños y jóvenes, basándola en los valores del Evangelio anunciado por Jesús, en el convencimiento de que el mismo puede dar sentido completo a una vida.

Del conjunto de las ponencias y talleres, así como del diálogo y debate mantenidos en el Congreso, ofrecemos las siguientes conclusiones: 

  1. El profesorado de religión católica se siente llamado a la misión de anunciar el Evangelio, enviados por Jesucristo y su Iglesia, de acuerdo con su compromiso personal y eclesial.
  2. Para esta tarea, el profesorado de religión católica debe realizar un esfuerzo constante de formación en herramientas, habilidades y profundización teológica que faciliten su desempeño. La actualización didáctica es un derecho y un deber dentro de la red andaluza de formación del profesorado.
  3. Somos conscientes de los desafíos que la sociedad y la cultura actual tienen para el profesorado de religión católica y para la asignatura. En una sociedad constituida como un “atrio de gentiles” el profesor-educador debe ser capaz de ser referente y acompañante en el proceso educativo del alumnado.necesita un profesor- educador, capaz de ser referencia y acompañante del proceso educativo del alumnado. 
  4. Es obligado hacer, por parte del profesorado, un esfuerzo de revisión y renovación sobre los modos en la presentación del mensaje cristiano en la enseñanza de la Religión, de forma que ofrezca una verdadera y significativa respuesta a los retos culturales de la sociedad y a las exigencias de la síntesis fe-cultura en el alumnado. 
  5. Afirmamos, como siempre hemos hecho, el valor académico y curricular de la Enseñanza Religiosa Escolar como materia fundamental  al servicio de la formación integral del alumno, al desarrollo armónico y coherente de todas las dimensiones del ser humano. Esto exige que su oferta en la escuela sea obligatoria  y goce de todas las garantías académicas como cualquier otra materia curricular. 
  6. Queremos que este Congreso sirva de acicate para que el profesorado de religión católica asuma su misión con ilusión y coraje en esta nueva etapa, fieles a su vocación y en comunión eclesial. Así, esperamos que la sociedad, que posee indudables raíces cristianas, respalde, en el marco del pluralismo religioso y cultural, la enseñanza de la religión en la escuela, teniendo en cuenta el apoyo que esta materia tiene entre la población andaluza.

Melodía del Congreso

Patrocinadores

SM
Santillana
Anaya

Colaboradores

Edebé
Edelvives

Asistencia técnica

Asistencia técnica

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para saber más acerca de nuestro uso de las cookies y cómo eliminarlas vea nuestra política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.

EU Cookie Directive Module Information